lunedì 26 gennaio 2009

“El pueblo ha refundado Bolivia”

da RadioMundoReal
La constitución boliviana, aprobada este domingo con mas de 60% de los votos, implicará el fin del colonialismo y el neoliberalismo en el país.

Luego de la aprobación de la nueva constitución Bolivia, el presidente Evo Morales afirmó que a partir de ahora "aquí se acabó el pasado colonial, aquí se acabó el neoliberalismo, aquí se acabó el latifundismo. Mandaremos y gobernaremos como nos pide el pueblo boliviano, y el pueblo ha refundado Bolivia".
Precedida de tres años de intenso trabajo de una Asamblea Constituyente y por un proceso que concentró la oposición al proceso constituyente y al actual gobierno en las provincias del suroeste del país, este domingo se inauguró una nueva era política, a partir de la aprobación de la nueva constitución con el 60% del total de votos emitidos (aproximadamente 3.800.000).
El ’No’ a la nueva constitución ganó en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, departamentos que también concentran la mayor producción de riqueza del país.Esta es la segunda victoria electoral del proceso que conduce Evo Morales desde que es presiente, ya que en 2008 debió enfrentar un referendum revocatorio, en el cual recibió el apoyo de más del 67% de la ciudadanía.
La nueva constitución implica grandes transformación en el país: instala mecanismos para garantizar mayoría indígena en todas las instituciones y órganos de poder público del país, incluyendo el concepto de autonomía indígena o de los pueblos originarios, a los que se reconoce el derecho, y casi la obligación, de ocupar una parte sustancial del poder.
La nueva constitución también limita la propiedad de la tierra a cinco mil hectáreas, lo que implica una medida inicial para enfrentar la concentración de la tierra (la figura del latifundio) una de las consignas centrales del proceso electoral que llevó al MAS (Movimiento al Socialismo) y a Evo Morales al poder en 2005.
En otros aspectos, la nueva constitución crea una segunda vuelta electoral, habilita la relección presidencial inmediata por una sola vez, declara a los servicios básicos (agua, luz, teléfonos, etc.) como derechos humanos, mientras que los recursos naturales renovables y no renovables son declarados de carácter estratégico.La nueva carta magna también prohíbe la instalación de bases militares extranjeras en Bolivia.